Publicado el 08/06/2022
Categoría: Salud
Viruela del mono

No se sabe dónde se origina la viruela del mono, pero se cree que se transmite a través de pequeños roedores y ardillas de las selvas tropicales de África, principalmente en la parte occidental y central. La mayoría de los casos se han producido en la República Democrática del Congo. A pesar de su nombre, el virus de la viruela del mono no reside en simios.

En Estados Unidos se produjo un brote de viruela del mono en 2003, cuando se importaron roedores infectados como mascotas procedentes de África. Los roedores transmitieron el virus a los perritos de las praderas, que luego infectaron a las personas en el Medio Oeste.

La viruela del mono es muy poco frecuente. Pero, recientemente, el número de casos ha aumentado en África. Entre las razones para ello se pueden incluir las siguientes:

  • Las personas ya no reciben la vacuna contra la viruela, que les ayudó a protegerse de la viruela del mono.
  • La gente se traslada a zonas donde viven los animales que portan el virus.

Las autoridades de salud en Europa, Norteamérica, Israel y Australia han identificado más de 100 casos de viruela símica en los últimos días.

Funcionarios de Salud a nivel mundial están atentos a la aparición de más casos porque, por primera vez, esta dolencia parece estar propagándose entre personas que no han viajado a África, donde la enfermedad es endémica. Sin embargo, los expertos subrayan que el riesgo para la población en general es bajo.

Como ocurre en la viruela, la erupción de la viruela del mono comienza en forma de manchas planas y rojas. Las manchas se convierten en ampollas, que se llenan de pus y al cabo de varios días, las pústulas forman costra. La viruela del mono puede hacer que las personas sean más propensas a desarrollar otras infecciones. Algunas personas con viruela del mono desarrollan infecciones bacterianas en la piel y los pulmones.

El diagnóstico de viruela del mono puede implicar:

  • Envío de muestras de tejido infectado a un laboratorio para que el virus sea cultivado y analizado.
  • Análisis de sangre para buscar anticuerpos contra el virus de la viruela del mono
  • Detección de material genético del virus (ADN) en el tejido infectado
  • Examen al microscopio de una muestra de tejido infectado

La vacuna JYNNEOS se utiliza para la prevención tanto de la viruela como de la viruela del mono. Además, los datos anteriores de África sugieren que la vacuna contra la viruela es eficaz al menos en un 85% para prevenir la viruela del mono, ya que el virus de la viruela del mono está estrechamente relacionado con el virus que causa la viruela.

El tratamiento de la viruela del mono se centra en el alivio de los síntomas. No existe un tratamiento seguro y comprobado para la infección por el virus de la viruela del mono. Los fármacos antivíricos tecovirimat, cidofovir o brincidofovir pueden ser eficaces, pero no se han estudiado como tratamiento para la viruela del mono.