Publicado el 09/06/2021
Categoría: Sociedad
persona con discapacidad

Si bien la pandemia del coronavirus amenaza a todos los miembros de la sociedad, las personas con discapacidad se ven afectadas de manera desproporcionada debido a las barreras de actitud, ambientales e institucionales que se reproducen en la respuesta al coronavirus.

Muchas personas con discapacidad tienen condiciones de salud preexistentes que las hacen más susceptibles de contraer el virus, experimentando síntomas más severos al momento de la infección, lo que lleva a niveles elevados de muerte.

Durante esta crisis, las personas con discapacidad que dependen del apoyo para su vida cotidiana se han encontrado aisladas e incapaces de sobrevivir durante las medidas de encierro, mientras que las que vivían en instituciones han sido y son particularmente vulnerables, como lo demuestra el abrumador número de muertes en hogares de atención residencial e instalaciones psiquiátricas.

Además, se han intensificado las barreras para que las personas con discapacidad accedan a los servicios de salud y a la información, y estas personas también siguen enfrentándose a la discriminación y otras barreras para acceder a los medios de vida y al apoyo a los ingresos, participar en formas de educación en línea y buscar protección contra la violencia.

Algunos de los espectros donde se ven más afectados son:

  • Discriminación y desigualdad de oportunidades.
  • Canales y métodos de información accesibles.
  • El derecho al trabajo.