Los hospitales son infraestructuras críticas que tienen un alto grado de complejidad de acuerdo a la demanda en materia de salud que representan, de manera paralela, los centros de control de tráfico aéreo tienen un importante papel para garantizar la seguridad de miles de personas cada día, por lo cual es crucial tener una visión general clara y en tiempo real de toda la información disponible.

Esta similitud ha llevado a los directores de hospitales y profesionales sanitarios a inspirarse en los recursos de gestión que se utilizan en el control de tráfico, para responder a un sector de constante cambio e innovación, pues análogamente tienen en sus manos el bienestar de miles de personas con una toma de decisiones crítica. Al respecto, Francisco Fandiño, Managing Director Latin America en Barco, habla acerca de las similitudes que se pueden encontrar en ambos sectores, así como una mayor optimización en el sector salud siguiendo las estrategias en la actividad aérea.

Para entender la magnitud en la labor de ambos sectores, el experto señala que el control de tráfico es una ocupación compleja, que requiere una coordinación continua y procedimientos estrictos, el personal tiene bajo su cargo la coordinación de movimientos de miles de aeronaves, así como la dirección de distancias entre sí, correcto despegue y aterrizaje, además son considerados los ojos del piloto en tierra.

De igual manera, la atención médica actual cada vez tiene un mayor grado de complejidad, pues con un número creciente de pacientes los especialistas deben responder a múltiples exigencias respecto al servicio que reciben. Por su parte los controladores de tráfico aéreo tienen que hacer un uso eficiente del espacio aéreo cada vez más reducido, mientras que para los especialistas de salud no sólo existe el desafío de hacer más con menos, sino ajustar ese presupuesto a requerimientos cada vez más desafiantes.

“Las similitudes entre ambos sectores han llevado a los tomadores de decisiones a buscar un panorama general, compuesto por diferentes parámetros y fuentes de información que son importantes para monitorear el flujo de pacientes y las operaciones del hospital. En Barco, no sólo nos enfocamos en las principales áreas como la radiología, cirugía o patología, sino en una experiencia completa de apoyo a los especialistas desde la sala de operaciones hasta una visión general completa de sus instalaciones”, comentó el experto.

El trabajo en conjunto en los centros de operaciones de control sanitaria y las tecnologías de apoyo para diversas áreas dentro de los hospitales, es el resultado de la transición hacia centros clínicos más inteligentes, pues a través de la integración de tecnologías de salud y la imagen operativa, se obtienen beneficios como: reducción de tiempos de espera, gestión de emergencias, vigilancia hospitalaria, monitoreo de ambulancias, recursos y personal.

Siguiendo esta similitud, al contar con una visión general que permite monitorear todos los aspectos de las operaciones del hospital representa el punto clave para mejorar la atención del paciente, pues a través del uso inteligente de los recursos, con un centro de operaciones de atención médica es posible supervisar todos los aspectos de las operaciones del hospital de manera física y a distancia, lo cual indudablemente se traduce en una experiencia más satisfactoria para el paciente, personal médico y de vigilancia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.