Etiquetas:
Publicado el 22/04/2019
Categoría: Sociedad

Para el medio ambiente costero, la calidad del agua, la seguridad y el acceso para todos, la Certificación Blue Flag representa un compromiso serio y profundo con las personas y el medio ambiente.

El objetivo central de los ideales del programa es conectar al público con su entorno y animarlos a aprender más sobre su entorno. Como tal, las actividades de educación ambiental deben ser ofrecidas y promovidas además de una exhibición permanente de información relevante para el sitio en términos de biodiversidad, ecosistemas y fenómenos ambientales. 

Su misión es:

  • Promover y participar en programas de educación ambiental para los usuarios de playas, marinas y embarcaciones de ecoturismo.
  • Implementar sistemas de seguridad ambiental y de gestión de sonido.
  • Monitorear las condiciones ambientales para reducir el impacto de la actividad humana en las playas, marinas y embarcaciones de ecoturismo.
  • Comprometerse con alianzas y acciones de colaboración para promover el desarrollo sostenible del turismo.

Enfocándose en el tema de Inclusión para personas con discapacidad y adultos mayores:

  • Los servicios sanitarios podrán estar ubicados en bares, restaurantes, cafeterías u otros establecimientos de hotelería, abiertos al público general y situados en la misma playa o en sus cercanías. Deberán existir, igualmente, servicios sanitarios adaptados para personas con discapacidad. Los baños portátiles que se dispongan para personas con discapacidad deberán contar con rampas de acceso y barandales.
  • Como mínimo, debe poseer rampas de acceso a la playa y sanitarios para personas con discapacidad, excepto en aquellos casos en que la topografía claramente no lo permita.
  • El acceso a la playa y al cuerpo de agua, debe facilitarse mediante rampas adaptadas a los usuarios con diferentes tipos de discapacidad y que cumplan con los más altos estándares de seguridad y normas aplicables.