La playa de Cuastecomates, ubicada en el municipio de Cihuatlán, Jalisco, es el primer destino incluyente en el país.

Cuenta con infraestructura dirigida a personas con discapacidad física o visual para que puedan disfrutar de las instalaciones en la playa o las atracciones en el pueblo. Tales como camastros, sillas andaderas de playa, muletas canadienses anfibias para adultos y niños, camillas de rescate, vehículos especiales para snorkel, entre otros.

El pueblo cuenta con señalética vial e informativa en braille, guía podotáctil y banquetas para desplazamiento de personas con discapacidad.

La finalidad del proyecto es que, en algunos pueblos mágicos de montaña, como Mazamitla y San Sebastián del Oeste, se hagan las adaptaciones para que la gente con alguna discapacidad pueda divertirse y disfrutar de las bellezas de destinos de montaña. Los cuales contarán con actividades para deporte extremo y de aventura.

“Cuastecomates es el pueblo y la playa incluyente, en donde se han hecho adaptaciones en instalaciones de distintos hoteles, restaurantes y en las calles y banquetas” Líder del proyecto y presidenta del DIF Jalisco, Lorena Jassibe.

“Con estas acciones contribuimos a fomentar una cultura de respeto a este sector de la población que requería urgentemente ser atendida”, Arriaga de Sandoval.

Una Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.