Un exoesqueleto podría definirse como una estructura que cubre al cuerpo desde su exterior con el fin de estabilizarlo y protegerlo.

Ekso® es un exoesqueleto robótico empleado para el entrenamiento de la marcha en personas con alteraciones motoras de los miembros inferiores secundarias a padecimientos neurológicos como puede ocurrir en la lesión medular, el traumatismo craneoencefálico, en el evento vascular cerebral y en la esclerosis múltiple entre otras.

Funciona a base de baterías y consta de un gran número de elementos y tecnologías dentro del mismo dispositivo, sin embargo, de manera general mencionaré que tiene 4 porciones principales, la del tronco, la de las extremidades inferiores, los bastones o muletas y el sistema de control que va colocado en la espalda a manera de “mochila”.

Todas las características con las que se desea trabajar con el Ekso® requieren de su programación a fin de brindar a cada persona un entrenamiento individualizado. De manera global, se puede trabajar con 4 modalidades:

  • FirstStep®: Se emplea en la primer sesión de entrenamiento; un terapeuta activa con un control manual cada paso que intenta dar el usuario y también es útil para que la persona aprenda a pasar de la posición de sentado a la bipedestación con el exoesqueleto colocado.
  • ActiveStep®: El usuario controla cada paso que intenta dar mediante un control situado en las muletas, bastones o andadera.
  • ProStep®: El usuario es entrenado para alinear sus segmentos mediante el movimiento correcto de la cadera durante la marcha.
  • ProStep Plus®: La persona activa el exoesqueleto mediante el entrenamiento de cargas de peso durante el inicio y el transcurso de la marcha.

Para determinar si una persona es candidata para recibir un programa de entrenamiento con el Ekso®, se requiere de una evaluación detallada realizada por un médico y/o un fisioterapeuta capacitado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.