La encefalopatía de Wernicke y el síndrome de Korsakoff son afecciones diferentes que a menudo ocurren juntas. Ambas se deben al daño cerebral causado por la falta de vitamina B1.

La falta de vitamina B1 es común en personas con alcoholismo. También es común en personas cuyos cuerpos no absorben los alimentos apropiadamente (malabsorción). Esto puede ocurrir algunas veces con una enfermedad crónica o después de una cirugía para la obesidad (bariátrica).

El síndrome o psicosis de Korsakoff tiende a desarrollarse como una encefalopatía de Wernicke a medida que los síntomas desaparecen. La encefalopatía de Wernicke causa daño cerebral en partes bajas del cerebro llamadas el tálamo y el hipotálamo. La psicosis de Korsakoff resulta del daño permanente a zonas del cerebro involucradas con la memoria.

El tratamiento consiste en administrar tiamina y líquidos por vía intravenosa. Este tratamiento corrige la encefalopatía de Wernicke, aunque la recuperación no suele ser completa. El síndrome de Korsakoff no remite.

Si no se trata, la encefalopatía de Wernicke puede ser mortal, pero rara vez provoca la muerte en los países desarrollados.

Sobre El Autor

Somos el principal blog relacionado con el tema de la discapacidad en México. Nuestro equipo está formado por un grupo de especialistas en temas sociales y médicos; además de periodistas, técnicos especializados en ayudas, terapias, críticos de arte, así como, especialistas en accesibilidad. También, a través de este sitio informamos acerca de notas que incluyen invitaciones a nuestros lectores a participar en cursos, talleres o exposiciones del empleo accesible y otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.