Etiquetas:
Publicado el 01/02/2018
Categoría: Salud

Es bien sabido que las personas que pasamos tiempos prolongados frente a la computadora, ya sea por entretenimiento o por trabajo, nos exponemos a dañar nuestra vista; no es un caso de vida o muerte pero sí podríamos evitar un par de dolores de cabeza.

 

Algunas manifestaciones del cuerpo ante el cansancio visual son:

  • Somnolencia
  • Dolor de cabeza durante o después de estar frente a la computadora
  • Ardor ocular
  • Lagrimeo
  • Visión borrosa de los textos

 

Si has experimentado alguno de estos síntomas es probable que tengas que reconsiderar el tiempo que pasas frente a un monitor de computadora o cambiar los hábitos que tienes.

A continuación te presentamos los cinco consejos más efectivos, transmitidos por médicos especializados en el área de Optometría (ciencia encargada del cuidado de la salud visual).

 

Ajusta la posición de tu monitor.

Lo recomendable es colocarlo a una distancia de entre 50cm y 70cm de tus ojos, además, asegúrate de que la parte superior de la pantalla se encuentre a su nivel para que trabajes con la vista hacia abajo y no hacia arriba.

 

Ajusta la iluminación en tu lugar de trabajo.

Estar en un lugar con demasiada luz artificial o natural puede causar reflejos en tu monitor que cansan rápidamente la vista, ubícate en un lugar en donde la luz no choque de frente o detrás del monitor, lo recomendable sería colocarte al lado de una ventana (el punto es que la luz que te llegue esté distribuida en toda la habitación).

 

Aplica la regla 20-20-20.

Ubica algún objeto que esté a 20 pies de ti (6 metros aproximadamente) y cada 20 minutos fija tu vista en él durante 20 segundos para descansar tu vista de la iluminación del monitor.

 

Prueba los lentes Gunnar.

La luz artificial combinada con luz natural y la luz que produce tu monitor es una mala combinación para la salud de tu vista; otra forma de protegerlos es probar los lentes Gunnar. Aunque van dirigidos principalmente a jugadores de videojuegos, son útiles para cualquier persona que pasa mucho tiempo en la computadora gracias a una tecnología llamada i-AMP, que proporciona una mejora visual inmediata a corto plazo y rendimiento óptico a largo plazo.

 

Ajusta el brillo de tu monitor.

En la medida de lo posible, asegúrate de que el brillo del monitor se encuentre lo más bajo posible, siempre y cuando te sientas cómodo, si consideras que se te dificulta la visibilidad de objetos y textos, acciona el contraste al máximo para contrarrestar el brillo.

Como te puedes dar cuenta, son pequeñas acciones que pueden parecer insignificantes pero que, con el tiempo, te harán sentir más cómodo y menos fatigado. Si continúas presentando algunos de los síntomas mencionados al principio, te recomendamos que acudas con un optometrista para que evalúe la calidad de tu visión y te dé instrucciones más específicas para evitar seguir dañando tu vista.