El 28 de mayo se celebra el Día Internacional del Juego, iniciativa propuesta por la Asociación Internacional de Ludotecas (ITLA) como un recordatorio del derecho que tienen todas las personas del mundo, sin importar su condición social, al juego que se ve reflejado en todas las etapas de la vida.

El Dr. Jaime Alfaro, especialista en Gastroenterología, Endoscopía y Nutrición pediátrica en conjunto con Ty, la marca de muñecos de peluche más adorables y únicos en el mundo comparten la información más destacada y datos relevantes para recordar porque el juego es la actividad recreativa más importante en el aprendizaje y desarrollo de los pequeños.

La vida es movimiento.

El juego es importante para evitar el sedentarismo, ya que en las primeras etapas de la vida se traduce en actividad física. Y es que por todos es conocido que Mexico ocupa los primeros lugares de obesidad infantil, a pesar de los múltiples esfuerzos que se han realizado para cambiar el sedentarismo.

El neurodesarrollo.

Jugando, el área cognitiva y del neurodesarrollo mejora, sobre todo en las primeras etapas de la vida pues ayuda a la motricidad. Por ejemplo, cuando un bebé se encuentra en la primera etapa ponerlos bocaabajo ayuda al sostén cefálico que permitirá a los 6 meses, cuando empieza la alimentación complementaria, a que sus movimientos sean mejores. Más adelante otros retos ayudarán en la motricidad fina para cuando empiezan a escolarizarse su escritura sea más fácil de aprender.

Sin tiempos. Debe ser recreativo.

No hay un tiempo mínimo ni máximo recomendado para jugar. El ser humano funciona a base de estructuras y ahí debe incluirse el juego. Durante la pandemia aumento el sedentarismo, por el uso de los videojuegos, computadora y celulares, aunque es importante contar con herramientas tecnológicas sin olvidar la importancia de no caer en los excesos.

El mejor amigo es un peluche.


En las primeras etapas a los pequeños les gusta jugar a los roles y para ello suelen valerse de objetos que les fascinen y los que motiven confianza, particularmente los muñecos de peluche resultan ser el primer gran amigo de la infancia. Con la llegada de la tecnología, es importante que las pequeñas y pequeños no pasen más de dos horas sentados frente a una pantalla, es mejor poder darles otro instrumento para que se diviertan como lo son los peluches, estos les ayudan a realizar un tipo de juegos, además esto les permite crear un vínculo emocional ya que representan una parte importante
dentro de su neuro desarrollo, les transmite confianza y seguridad.


Inclusión, es para todos.

La maravilla de jugar radica en su universalidad. Los pequeños que tienen enfermedades crónicas como cáncer, problemas congénitos del corazón o que les permiten poca movilidad cuentan con terapias donde pueden realizar actividades físicas que les permitirán realizar actividades e interacción con el juego. Los muñecos de peluche, juguetes, colores y texturas ayudan a que el desarrollo neurosensorial y sus consecuencias secundarias a enfermedades sean mínimas y no afecten la calidad de vida.

En conclusión, se debe tener muy presente que todos los niños tienen el derecho de jugar, conocer y experimentar, no importa en la condición en que se encuentre, por lo que para su etapa de crecimiento ellos puedan contar con el muñeco de peluche, su primer gran amigo; como lo son los personajes divertidos, coloridos, suaves y con ojos brillantes de Ty, son ideales para que puedan pasar horas de diversión, ya que aportarán herramientas para el desarrollo sensorial y sus colores divertidos motivan la creatividad durante el juego.

BrillaConTy y ayuda a tus pequeños aprendan y se desarrollen mediante el juego.

Consigue Ty en Suburbia, El Palacio de Hierro, Liverpool, Sanborns, Halmey´s, Juguetibici, Juguetrón, Party City, Office Max, Office Depot, Coppel y ONIX.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.