El vitiligo es una enfermedad que causa la pérdida de color en zonas de la piel. La extensión y la velocidad de la pérdida de color por vitiligo son impredecibles. Puede afectar la piel en cualquier parte del cuerpo. También puede afectar el cabello y el interior de la boca.

Por lo general, la melanina determina el color del cabello y la piel. El vitiligo se produce cuando las células que producen melanina mueren o dejan de funcionar. El vitiligo afecta a las personas de todo tipo de piel, pero puede ser más perceptible en las personas de piel más oscura. Esta afección no pone en peligro la vida ni es contagiosa. Puede ser estresante y hacerte sentir inseguro de ti mismo.

El tratamiento del vitiligo puede restablecer el color de la piel afectada. Pero no previene la pérdida continua del color de la piel ni evita su recurrencia.

Síntomas

El signo principal del vitiligo es la pérdida de pigmentación irregular en la piel. Generalmente, los cambios de color se observan primero en zonas expuestas al sol, como las manos, los pies, los brazos, el rostro y los labios.

Algunos signos de vitiligo son:

  • Pérdida de pigmentación irregular en la piel
  • Coloración blanca o gris prematura del cabello en el cuero cabelludo, las pestañas, las cejas o la barba
  • Pérdida de color en los tejidos que recubren el interior de la boca y la nariz (membrana mucosa)
  • Pérdida o cambio de color en la capa interior del globo ocular (retina)

El vitiligo puede comenzar a cualquier edad, pero suele aparecer con mayor frecuencia antes de los 20 años.

Según el tipo de vitiligo que tengas, las manchas sin color pueden afectar:

  • Muchas partes del cuerpo. En este tipo denominado «vitiligo generalizado», que es el más frecuente, las manchas sin color suelen presentarse de manera similar en partes del cuerpo correspondientes (en forma simétrica).
  • Solo un lado o una parte del cuerpo. Este tipo, que se llama «vitiligo segmentario», tiende a presentarse a una edad más temprana, progresa durante un año o dos y luego se detiene.
  • Una o solo algunas zonas del cuerpo. Este tipo se conoce como «vitiligo localizado (focal)».

Es difícil predecir cómo progresará la enfermedad. En algunos casos, las manchas dejan de formarse sin tratamiento. En la mayoría de los casos, la pérdida de pigmentación se extiende y con el tiempo afecta a la mayor parte del cuerpo. En raras ocasiones, la piel recupera su color.

Cuándo consultar al médico

Consulta con tu médico si notas que algunas zonas de la piel, el cabello o los ojos están perdiendo color. El vitiligo no tiene cura. No obstante, el tratamiento puede ayudar a detener o retrasar el proceso de cambio de color y recuperar algo del color de la piel.

Información: Clínica Mayo

Sobre El Autor

Somos el principal blog relacionado con el tema de la discapacidad en México. Nuestro equipo está formado por un grupo de especialistas en temas sociales y médicos; además de periodistas, técnicos especializados en ayudas, terapias, críticos de arte, así como, especialistas en accesibilidad. También, a través de este sitio informamos acerca de notas que incluyen invitaciones a nuestros lectores a participar en cursos, talleres o exposiciones del empleo accesible y otros.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.