A fin de dar mayor difusión sobre diversos tipos de cáncer hematológuicos, unidos la Asociación Pro Trasplante de Médula Ósea y el Comité Científico de México contra el Mieloma Múltiple, en colaboración con pacientes de Mieloma Múltiple, hacen un llamado a instituciones, medios de comunicación y sociedad en general a brindar espacios que permitan dar a conocer el Mieloma Múltiple (MM); un cáncer que se ubica como el segundo hematológico más común después del linfoma no Hodgkin y el cual representa el 1% a nivel mundial de todos los tipos de cáncer, y casi un 2% de las muertes oncológicas.   

En el MM, las células plasmáticas proliferan rápidamente en la médula ósea, lo cual genera un desplazamiento de las células productoras de células sanguíneas normales, encargadas de mantener en óptimas condiciones al sistema inmunitario, causando recuentos bajos de las mismas.

Así mismo, los hematólogos señalan la complejidad de su diagnóstico y el tiempo que tarda en ser descubierto debido a que el padecimiento se confunde con otras enfermedades, pues por sí solo, no presenta síntomas visibles en las primeras etapas. Ante esto, hacen hincapié en que los médicos de primer contacto deben permanecer alerta ante signos como: calcio elevado, lesión renal u ósea y anemia.

Los principales tratamientos para tratar a los pacientes con Mieloma Múltiple son: quimioterapia, corticoesteroides, agentes inmunomoduladores, inhobidores de la proteasoma, anticuerpos monoclonales, inmunoterapia, así como bifosfonatos y anticuerpos minoclonales. Sin embargo, se estima que sólo el 5% de los pacientes con mieloma múltiple en México tiene acceso a tratamientos innovadores. 

Pero el tratamiento no es la fase final de atención para personas con MM. Para algunos pacientes, aunque el tratamiento elimine o destruya el cáncer, el procedimiento puede causar estrés y entusiasmo al mismo tiempo. Y es que, aunque puedan sentir alivio por el proceso médico realizado, es preocupante la reaparición del cáncer. Por si fuera poco, durante y después deben acudir a citas de seguimiento, análisis periódicos de sangre o estudios por imágenes y la atención y evaluación de cualquier efecto secundario. 

La vida de alguien que tiene o tuvo MM también cambia en sus actividades más cotidianas. Por ejemplo, el tabaco y el alcohol son sustancias prácticamente prohibidas ya que pueden empeorar la salud y el tratamiento de los pacientes. La alimentación debe ser lo más sana posible, es aconsejable realizar actividad física moderada y el descanso debe durar mínimo entre 7 y 8 horas, a fin de que las personas tengan más y mejor energía cada día. Y es fundamental que reciban atención psicológica que sirva también de apoyo emocional.

Por ello, es fundamental que exista un modelo de atención médica que integre: equipo médico, infraestructura, medicamentos y dispositivos, a fin de reducir costos al sistema de salud, a los pacientes en su economía personal y extender y mejorar la calidad de vida de quienes lo padecen o padecieron.  

Sobre El Autor

Somos el principal blog relacionado con el tema de la discapacidad en México. Nuestro equipo está formado por un grupo de especialistas en temas sociales y médicos; además de periodistas, técnicos especializados en ayudas, terapias, críticos de arte, así como, especialistas en accesibilidad. También, a través de este sitio informamos acerca de notas que incluyen invitaciones a nuestros lectores a participar en cursos, talleres o exposiciones del empleo accesible y otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.