La incontinencia urinaria constituye uno de los grandes síndromes geriátricos, siendo definida según la International Continence Society (ICS) -Sociedad Internacional de Continencia- como:

“Una condición mediante la cual se origina la pérdida involuntaria de orina, a través de la uretra, objetivamente demostrable originando problemas sociales e higiénicos para el individuo”.

Muchos de los afectados se niegan a alejarse de su entorno familiar por temor a enfrentarse a situaciones embarazosas, limitando sus tareas habituales y su independencia.

Son muchos y variados los problemas psicosociales más frecuentes que se producen en las personas que cursan con incontinencia urinaria, entre ellos: Sentimientos de humillación personal, vergüenza ante sí mismo y ante los demás, reacciones emocionales de inseguridad, depresión y tristeza y aislamiento social.

Es curable en muchos pacientes ancianos y en aquellos en los cuales no es posible la curación puede ser manejada de forma favorable tanto para los propios pacientes como para sus familiares y cuidadores.

Siguiendo la recomendación hecha por un médico especialista, tanto el hombre como la mujer pueden ir recuperando la seguridad, la confianza y sus relaciones sentimentales e íntimas, por lo que no debemos atrasar la visita al médico e iniciar cuanto antes el tratamiento por él sugerido.

Sobre El Autor

Escribir es su pasión, dar estilo a textos editoriales su trabajo. Se alimenta de leer para enriquecer sus conocimientos en base a la lectura. Ama la ortografía y la gramática. No hay nada que disfrute más que su trabajo; se nota. El Trabajo Editorial y la Coordinación de Contenidos son más que su trabajo que ha desempeñado por más de 10 años trabajando en diferentes medios tanto tradicionales como digitales.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.