\r\n

¿Quién no ha discutido alguna vez con sus padres porque se toman atribuciones que no les corresponden dentro de nuestras vidas?, creo que la respuesta sería que todos en algún momento nos hemos sentido invadidos en nuestra privacidad o coartados en nuestras libertades por la intervención -en la mayoría de los casos con buena intención pero con mal enfoque- de nuestros respectivos progenitores.

\r\n

\r\n

Se dice que para los padres siempre seremos sus “hijitos” cosa mala cuando eso significa que al hijo (o a la hija) lo siguen percibiendo como si todavía tuviera tres años, considero que la búsqueda de la independencia es una de las labores más valiosas que puede tener un ser humano, siempre bajo la óptica de la individualidad (que no del individualismo, una discusión que tal vez tenga la oportunidad de abordar en otro momento) y con un sentido de maduración personal.

\r\n

Este proceso, de por si complicado, en algunos casos puede volverse harto difícil si el individuo en cuestión presenta una discapacidad.

\r\n

En la película gabrielle se nos presentan las dificultades que la búsqueda de la independencia puede acarrearle a una pareja joven, más por el miedo de sus padres y familiares a que salgan lastimados a que en realidad exista algún riesgo para ellos en el hecho de comenzar un noviazgo y de descubrir la sexualidad.

\r\n

Cabe mencionar que con esta película pude darme cuenta de lo atrasados que estamos en México en cuanto a seguridad social y atención a la población con discapacidad con respecto a otros países, en este caso refiriéndome a Canadá, la verdad es que la vida de Gabrielle, una joven de unos 25 años con síndrome de Williams (que le ha provocado además de un problema de aprendizaje moderado una diabetes juvenil que es en realidad su mayor problema) es una vida bastante cómoda en comparación a la vida de las personas con discapacidad en nuestro país.

\r\n

El sistema de apoyo social en Canadá ofrece centros comunitarios donde las personas con discapacidad pueden tomar talleres artísticos y actividades deportivas diseñadas especialmente para ellas, así mismo el gobierno promueve la inclusión de ese sector de la población en los empleos, por lo cual Gabrielle cuenta con un trabajo en una oficina que aunque sencillo (está encargada de archivar documentos y destruir papelería que ya no tiene uso) le permite recibir un pequeño sueldo y sentirse útil. Sin embargo, fuera de estos apoyos y ventajas la problemática sucede en el entorno familiar, Gabrielle vive la mayor parte del tiempo entre el centro comunitario, la oficina y un departamento de acogida (departamentos manejados por voluntarios especializados en el tratamiento y apoyo de personas con discapacidad) donde vive desde hace unos años, se nos da a entender que vive ahí en gran medida porque su mamá nunca supo con certeza cómo sobrellevar la situación de vida de su hija; ella misma lo dice en la película mientras habla con Sophie, su otra hija “amo a Gabrielle, pero estamos de acuerdo en que nunca fui la madre del año, y cuando faltó tu papá, era el trabajo o quedarme en casa… decidí sacarlas adelante aunque eso significó alejarme de Gabrielle, no podía simplemente con ambas cosas”, este alejamiento de la madre hacia su hija (que no podemos decir un abandono porque en realidad sí tiene contacto con la muchacha) ha provocado en la hermana mayor de Gabrielle, Sophie, un sentimiento de culpa que la ha orillado a ser la persona que más al pendiente está de ella, obligándose a dejar a un lado ciertos proyectos personales e incluso amorosos por no dejarla sola.

\r\n

Por otro lado, Gabrielle se acaba de enamorar de un chico de la clase de canto, Martin, quien también presenta cierta discapacidad intelectual y tiene su misma edad. Sophie recibe con alegría la noticia de la relación de su hermana, no así la mamá de Martin, quien sigue considerando a su hijo como un pequeño que debe ser protegido y se niega rotundamente a hablar y permitir el tema; de nuevo me parece loable y sorprendente el Sistema de Seguridad Social en Canadá, ya que cuando los maestros y cuidadores de los jóvenes se dan cuenta del conflicto, les ofrecen a los familiares pláticas de sexualidad para Gabrielle y Martin, y que puedan iniciar, si así lo desean, esa experiencia de vida. Por supuesto a la mamá de Martin, como se dice coloquialmente, casi le da el infarto de pensar que su pequeño haga eso, además le aterra el hecho de que Gabrielle vaya a quedar embarazada.

\r\n

Una lucha -si bien no dramática pero sí bastante difícil- comienza para Gabrielle y Martin, quienes han decidido demostrarles a todos que se pueden valer por sí mismos, que pueden decidir y que merecen estar enamorados.

\r\n

La independencia, como he dicho anteriormente, es una búsqueda necesaria y sana en el ser humano, el arriesgarnos a tomar decisiones por nosotros mismos, aún con la posibilidad de equivocarnos, es el grado máximo de libertad al que un ser humano puede aspirar, sin embargo, en los tiempos modernos he notado algo preocupante y es que muchas personas jóvenes, en parte por la difícil situación social y económica del presente pero también en gran medida por un ánimo comodino y abiertamente holgazán, permiten que sus padres o familiares carguen con las responsabilidades, tanto económicas como emotivas, que sólo les corresponderían a ellos, en otras palabras, padres codependientes que crían hijos en codependencia. Se arruina así la oportunidad de convivir con un hijo adulto, y el joven que opta por ese camino arruina en gran medida su futuro porque nunca podrá resolver sus propios problemas; siempre tendrá que haber alguien ahí para rescatarlo, y el problema es que a veces uno se tiene sólo a sí mismo, imaginen ahora no poder contar ni siquiera con uno mismo porque en algún punto se nos negó abiertamente esa valiosa oportunidad, la oportunidad de luchar por nuestra vida con nuestras propias herramientas y defectos.

\r\n

Espero que la enseñanza de Gabrielle ayude a que la gente busque su independencia, que no su individualidad, y se animen a tomar riesgos en la vida, analizando y asiendo con fuerza las riendas de la misma pero con responsabilidad, inteligencia y valor.~

\r\n

\r\n

Entérate más.

\r\n

Gabrielle fue producida con la participación de Telefilm Canada, del SODEC (Société de développement des entreprises culturelles) de Quebec, ARTV y la Société Radio-Canada.

\r\n

Es la segunda obra fílmica de Louise Archambault después de la película “Familia” del año 2005.

\r\n

El síndrome de Williams es una rara afección causada por la falta de una copia de varios genes. Los padres pueden no tener ningún antecedente familiar de la afección; sin embargo, una persona con este síndrome tiene un 50% de probabilidades de transmitirle el trastorno a cada uno de sus hijos. La causa generalmente ocurre de manera aleatoria.

\r\n

Este síndrome se presenta en 1 de cada 8000 nacimientos aproximadamente.

\r\n

Sobre El Autor

Licenciado en Diseño Gráfico, entusiasta del arte, la literatura y el cine. Encontró en la oportunidad de escribir, un campo fértil para su imaginación pero también para generar debate y análisis sobre nuestra realidad, el hecho de la experiencia humana me sorprende e interesa, la manera en que un ser humano vive la discapacidad es parte de ese interés y de esa sorpresa. Contáctalo a través de produkta@hotmail.com

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.