La epilepsia es un trastorno cerebral que se caracteriza por predisposición persistente a la ocurrencia de episodios de actividad neuronal anormal que puede manifestarse como convulsiones, o como comportamientos o sensaciones inusuales con o sin pérdida de conciencia.[1]

Esta condición se desarrolla con mayor frecuencia durante la infancia y en adultos mayores.[2] En México existen entre 10 y 20 casos por cada mil habitantes, es decir, la epilepsia afecta a aproximadamente a un 2% de la población total.[3]

Este 26 de marzo, se conmemora el Día Mundial de la Epilepsia y para detectar a tiempo la epilepsia en niños, es importante estar atentos a ciertos factores que pueden ser antecedentes de esta enfermedad; dado que ningún antecedente aislado es suficiente para establecer el diagnóstico de epilepsia, debe ser un neuropediatra quien determine si la presencia de estos factores se relaciona con epilepsia.

A continuación, se enlistan algunas de las causas y señales a tomar en cuenta:[4],[5]

  • Antecedentes en la familia de crisis epilépticas, o de convulsión febril.
  • Presencia en la piel de manchas de color claro en alguno de los padres (asociado algunas veces con esclerosis tuberosa de Bourneville).
  • Historia de asfixia o trauma neonatal.
  • Infección del sistema nervioso central (meningitis).
  • Traumatismo craneal.

En los últimos años, la investigación clínica en epilepsia infantil ha logrado delimitar diferentes síndromes y establecer el pronóstico y los fármacos más eficaces para su tratamiento.

Stendhal ofrece a la comunidad médica opciones terapéuticas innovadoras para el tratamiento de la epilepsia en formulaciones de liberación prolongada.

Es importante notar que la epilepsia es un conjunto de trastornos diferentes con tratamientos y pronósticos diversos.

Es muy útil entonces clasificar adecuadamente el tipo de epilepsia que sufre cada niño. Esto ayuda al médico a elegir el tratamiento más efectivo, más seguro y mejor tolerado.

Para mayor información, es importante acudir con un médico especializado para una revisión oportuna, y así poder controlar a tiempo la epilepsia que es una de las enfermedades neuroló­gicas no transmisibles más comunes, ya que afecta a aproximadamente a 70 millones de personas en todo el mundo2

Bibliografía:

[1] Epilepsia. 2014; 55 (4): 475-482

[2] Rev Mex Neuroci. 2020; 21 (Suppl 1): S12-S18

[3] Medina MT, Chaves-Sell F, Chinchilla-Cálix N, Gracia F. Las epilepsias en Centroamérica. Tegucigalpa: Scancolor; 2001.

[4] N Eng J Med. 2001; 344:1145-1151

[5] Rev Mex Neuroci. 2020; 21 (Suppl 1): S4-S11

Sobre El Autor

Somos el principal blog relacionado con el tema de la discapacidad en México. Nuestro equipo está formado por un grupo de especialistas en temas sociales y médicos; además de periodistas, técnicos especializados en ayudas, terapias, críticos de arte, así como, especialistas en accesibilidad. También, a través de este sitio informamos acerca de notas que incluyen invitaciones a nuestros lectores a participar en cursos, talleres o exposiciones del empleo accesible y otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.