Toda la vida nos han “enseñado” que debemos estudiar para conseguir cierto estilo de vida. Mientras más estudios tengas, entonces estás mejor preparado para un puesto en específico. 

Me he dado cuenta que la cultura del trabajo en nuestro país es mala y esto se puede ver desde nuestro primer trabajo formal… Prometen prestaciones de ley, seguro de vida, seguro médico, Infonavit. Pero, ¿Cuáles son esas prestaciones de ley? ¿Cómo funcionan los seguro o dónde consigo los famosos puntos de Infonavit? ¿Cómo me doy de alta en Hacienda?

En mi primer empleo formal me vi “explotado”, pero probablemente fue mi culpa. No firmé un contrato, tenía horario de entrada pero no de salida; es más, ni siquiera sabía cuáles eran mis verdaderas actividades. Mi primer recuerdo fue aquella recompensa MI PRIMER QUINCENA. Desde un inicio se había acordado cierta cantidad mensual y al llegar el día de paga se me dio una cantidad que no era ni una cuarta parte del pago acordado.

Getty Images.

Quería compartir una experiencia para que se tenga una idea de a donde quiero llegar. Cuando terminé la carrera tuve la suerte conseguir empleo en poco tiempo. Conseguí un empleo en el que me ofrecieron prestaciones de ley y seguro médico. Recuerdo que durante toda la carrera algunos profesores nos comentaban que debíamos buscar trabajo en empresas internacionales, buscar ese gran puesto. Creo que desde ahí empezó el problema…

La situación en el país es un bucle sin fin: “Buscamos a alguien con más experiencia” “No tienes la experiencia necesaria”. Son algunas de las frases que todos hemos escuchado en algún momento. ¿Cómo me piden experiencia si no me dan la oportunidad? Ese es el momento cuando algunos llegan a optar por el “freelance” o emprender sin conocer todo lo que conlleva. 

Getty Images

Ese fue el error, no nos dieron alguna herramienta para saber vendernos. Una cosa es saber vender nuestro trabajo y otra muy diferente el vendernos en el ámbito laboral. Considero que algunas materias que deberían existir y que son funcionales sería conocer sobre darte de alta con el SAT, Infonavit y ese tipo de instituciones, no creo que sea sólo problema de mi carrera o universidad pero una pequeña introducción al verdadero mundo laboral.

Aunque tuve unas materias para “emprender” pero realmente sólo tomé esas materias por la obligación del mapa curricular y eran materias que de un proyecto ficticio no pasaba.

Puede que el error está en nosotros, pero creo que no sería malo que algunas universidades contemplen ese tipo de materias para los estudiantes de semestres mayores. 

Sobre El Autor

Cuerpo de adulto, imaginación de un niño de 5 años. Egresado de publicidad con cariño hacia el diseño editorial y de los dinosaurios. Piensa que la publicidad tradicional debe empezar a ser inclusiva para todos. Godínez por pasión y freelance por requisito.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.