Frecuentemente hemos oído decir que algún adulto mayor de nuestra familia o cercana a la familia tiene “mácula”, cuando en realidad todos tenemos mácula,

\r\n

La mácula es un área redondeada ubicada en el polo posterior de la retina que mide alrededor de 5.5 mm de diámetro. En esta estructura se concentra el 90% de la visión fina, es por esta razón que cuando existe alguna patología que afecta a la mácula los principales síntomas que se presentan son: disminución de agudeza visual central y distorsión visual.

\r\n

La Degeneración Macular asociada a la edad es una enfermedad de la zona macular, que clínicamente se presenta por lo general después de los 50 años de edad, es un trastorno degenerativo que es ocasionado por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la mácula.

\r\n

El síntoma más evidente es una pérdida gradual de la visión central la cual se va agudizando conforme avanza la enfermedad, además de: visión borrosa y nublada, percepción de líneas torcidas, desvanecimiento u opacidad de los colores, dificultad para apreciar detalles, como en la lectura, visualización de una mancha oscura y dificultad para distinguir rostros.

\r\n

El diagnóstico se hace mediante un examen oftalmológico en busca de cambios o anormalidades en la mácula y vasos sanguíneos en la revisión de fondo de ojo. Además se podrán realizar valoraciones con la Cuadrícula de Amsler, angiografía con fluoresceína y tomografía de coherencia óptica.

\r\n

Existen dos tipos de Degeneración Macular asociada a la edad: Seca y Húmeda.

\r\n

El mayor número de casos es de la variedad Seca, es una enfermedad lentamente progresiva en donde los vasos sanguíneos se vuelven delgados y frágiles, se acumulan partículas de proteínas (drusas) por debajo de la retina, además de que se produce el adelgazamiento de la mácula. Esta variedad ocasiona una pérdida parcial de la visión.

\r\n

Aproximadamente el 10% de los casos pertenecen a la variedad Húmeda donde los nuevos vasos sanguíneos que crecen bajo la mácula dejan escapar sangre y líquidos. Esto produce una pérdida más grave de la visión.

\r\n

La Degeneración Macular asociada a la edad es la principal causa de pérdida visual irreversible en el mundo occidental en personas de más de 50 años de edad. La prevalencia de pérdida visual grave aumenta con la edad. Entre los mayores de 75 años, el 30% está afectado en alguna proporción. La Degeneración Macular asociada a la edad terminal (ceguera legal) se encuentra aproximadamente en el 1.7% de todas las personas con edades superiores a los 50 años y aproximadamente en el 18% de las que tienen más de 85 años de edad.

\r\n

La Degeneración Macular asociada a la edad es mucho más frecuente en mujeres de raza blanca. Hay factores genéticos y ambientales que parecen modificar el riesgo de pérdida visual, estos factores de riesgo son hipertensión arterial, alto consumo de grasas, tabaquismo y obesidad.

\r\n

Actualmente el tratamiento profiláctico consiste en la administración se suplementos con antioxidantes y vitaminas como: Vitamina C, Vitamina E, beta-caroteno, zeaxantina, luteína, cobre, ácidos grasos, omega 3, y zinc que protege los ojos con drusas de alto riesgo de presentar Degeneración Macular asociada a la edad.

\r\n

En la variedad Seca el tratamiento se limita a la administración de estos suplementos de vitaminas y antioxidantes, se ha demostrado que esta administración puede disminuir la progresión hacia etapas avanzadas y aminorar el impacto de la enfermedad, más no es posible recuperar la visión perdida. (Estudio AREDSII). Tratar los factores de riesgo como el tabaquismo, factores cardio-vasculares y de la alimentación, así como protección ocular frente al sol.

\r\n

En la variedad Húmeda: Además de suplementos de vitaminas y antioxidantes, se aplica cirugía de fotocoagulación con láser, terapia fotodinámica, medicamentos administrados a través de inyección intravítrea para evitar la formación de nuevos vasos sanguíneos.

\r\n

Entre otros procedimientos quirúrgicos. Resulta sumamente importante que asista regularmente al oftalmólogo si usted presenta disminución en la agudeza visual central, distorsión visual o tiene factores de riesgo, el diagnóstico y tratamiento temprano pueden hacer la diferencia.

\r\n

*Dra. Nancy Muñoz Rapp: Cirujana Oftalmóloga, Directora de RAPP Clínica Oftalmológica

Sobre El Autor

Somos el principal blog relacionado con el tema de la discapacidad en México. Nuestro equipo está formado por un grupo de especialistas en temas sociales y médicos; además de periodistas, técnicos especializados en ayudas, terapias, críticos de arte, así como, especialistas en accesibilidad. También, a través de este sitio informamos acerca de notas que incluyen invitaciones a nuestros lectores a participar en cursos, talleres o exposiciones del empleo accesible y otros.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.