En adultos es sumamente frecuente tanto la migraña como el dolor de cabeza (cefalea) de origen tensional. Cerca del 42% de la población mundial presenta cefalea tensional en algún momento de su vida y la mayoría no acude al médico cuando tiene alguno de estos terribles episodios. La migraña es menos común, ya que ésta la padecen entre el 8 y el 18% de los adultos. La migraña es un tipo de cefalea que se caracteriza por ser de índole pulsátil, unilateral (de un solo lado de la cabeza) y de intensidad moderada a severa, muchas veces llega a ser discapacitante; puede agravarse después de la actividad física intensa o después del consumo de vino u otros alimentos como el chocolate y una vez establecido el episodio puede haber síntomas asociados como náuseas e hipersensibilidad a la luz y/o a sonidos. Su origen aún crea controversia entre los expertos, aunque las hipótesis más aceptadas atienden a causas tanto neurológicas como vasculares o bien una combinación de ambas. 

En términos generales y de acuerdo a la frecuencia de los episodios de cefalea, la migraña puede ser episódica o crónica. En la episódica aparecen menos de 15 episodios de dolor en el trascurso del mes mientras que en la crónica al menos hay 15 días con dolor de cabeza y de éstos, al menos 8 tienen características de migraña (sensibilidad a la luz, a sonidos y/o náuseas).  Alrededor de una quinta parte de las personas con migraña episódica evolucionan a la forma crónica cada año.

Existen actualmente muchas alternativas terapéuticas para el control de la migraña crónica, todas ellas con la finalidad de reducir la cantidad de episodios de cefalea así como la duración y la intensidad de los mismos. En los últimos 10 años se han  publicado una gran cantidad de estudios en los que se contempla la Toxina Botulícina tipo A como una alternativa terapéutica y preventiva en este tipo de migraña. Dicha toxina (Botox®, Dysport®, Xeomeen®) se inyecta intramuscularmente y actúa inhibiendo la transmisión de las señales nerviosas impidiendo que los estímulos electroquímicos pasen de una terminal nerviosa un determinado músculo. Sin embargo, hoy en día se ha demostrado que esta sustancia también tiene efectos antinociceptivos, es decir, que inhiben el dolor; esto se logra gracias a que dicho biológico también interfiere con la transmisión de señales nerviosas a nivel autónomo las cuales regulan, entre muchas otras, funciones involuntarias como la salivación y la contracción de los pequeños músculos que regulan el calibre de los vasos sanguíneos. Otra hipótesis acerca de la acción de la TBA (Toxina Botulícina tipo A) en el manejo del dolor sugiere que también inhibe la liberación de sustancias pro-inflamatorias como la sustancia P y otros neurotransmisores, que a ciertas concentraciones, aumentan la percepción del dolor en diversas estructuras. Otras teorías marcan la acción de la TBA directamente en el cerebro, siendo esta transportada a través de los axones de la neurona de manera retrógrada hacia áreas del sistema nervioso central encargadas de la modulación y percepción del dolor.

El tratamiento de la migraña crónica con TBA puede ser preventivo o bien para atenuar los síntomas desde el episodio agudo como lo marcan algunos estudios, sin embargo, la FDA (Food and Drug Administration) en octubre del 2010 aprobó el empleo de la TBA únicamente para el control preventivo de la migraña, más claramente podemos afirmar que la TBA es útil para disminuir el número de episodios así como la intensidad y la duración de los síntomas en quienes padecen de migraña crónica.

El tratamiento en manos expertas es simple y con un índice de efectos adversos muy poco frecuente. Se administra a través de inyecciones intramusculares del biológico preparado en diversos puntos específicos de la cabeza y del cuello, para obtener óptimos resultados debe de aplicarse cada 90 a 120 días como lo estipulan recientes estudios que demuestran un efecto terapéutico acumulado cada vez que se aplica.

Así estimado lector, si usted padece de migraña crónica puede considerar como una alternativa la prevención de esos molestos dolores con un medicamento biológico de vanguardia, que en manos experimentadas se puede aplicar de forma segura y eficaz.

Referencias:

  1. Jackson JL, Kuriyama A, Hayashino Y. Botulinum Toxin A for Prophylactic Treatment of Migraine and Tension Headaches in Adults: A Meta-analysis. JAMA 307 (16): 1736 (2012).
  2. Robertson CE, Garza I. Critical Analysis of the use of OnabotulinumtoxinA (Botulinum Toxin Type A) in Migraine.

Sobre El Autor

Médico Cirujano Militar con especialidad en Medicina de Rehabilitación y Alta Especialidad en Rehabilitación Pediátrica. Certificado por el Consejo Mexicano de Medicina de Rehabilitación Teléfonos: 5264 2324 y 5265 3000 ext 7100 Torre Consultorios H. Ángeles Roma. Dirección: Querétaro 62 Consultorio 105, Col. Roma Norte C.P, 06700, Del. Cuauhtémoc CDMX

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.