La tristeza te pide meterte en la cama y olvidarte del mundo pero, en cambio, conviene preguntarse qué se puede hacer para revertir esa situación y ponerse a ello cuanto antes”. Conviene pensar con frialdad y preguntarse si realmente tenemos motivos fundados para sentirnos tristes y, de no ser así, es fundamental relativizar y caer en la cuenta de que quizá ese sentimiento sea transitorio, puntual

Hoy vivimos el tan temido Blue MondayEl día más triste del año según una fórmula matemática que toma en cuenta el mal clima, las deudas, el salario, los propósitos que ya abandonaste e incluso la falta de motivación ¿Hemos abandonado ya nuestros propósitos de año nuevo? ¿Aún no los hemos iniciado?

La frustración, unida a una cuenta corriente mermada tras los excesos de estas fechas, a las bajas temperaturas o a los días cortos nos entristece y cuesta mucho levantar el ánimo.

“No hay que caer en la trampa de confundir el pensamiento con la realidad”. Frase categórica la del psicólogo Jesús Matos, experto en desarrollo personal y en gestión de la tristeza, que invita a reflexionar sobre si, realmente, todo lo que nos rodea está exactamente igual que ayer, con la diferencia de que hoy, puntualmente, nos sentimos mal: “Muchas veces no acertamos a encontrar el estímulo que dispara la tristeza, un sentimiento inconsciente, y eso nos lleva a no saber gestionarla. Por eso, hay que relativizar”.

¿REALMENTE EXISTE EL BLUE MONDAY?

El padre de la fórmula que supuestamente demuestra este estado de ánimo global fue el psicólogo colaborador de la Universidad de Cardiff Cliff Arnall. Aunque fue la agencia de comunicación Porter Novelli quien se encargó de propagar la idea.

La fórmula 1/8C+(D-d) 3/8xTI MxNA nos dice que: La C es el factor climático, la D representa las deudas adquiridas durante las Navidades; el pago de las tarjetas de crédito a final de mes se acerca de forma inexorable. Regalos, cenas y comidas fuera de casa, viajes, lotería, gastos extra que menguan nuestras cuentas corrientes. La d minúscula se refiere al dinero que se cobra en enero y la T es el tiempo transcurrido desde la Navidad.

La I representa el período desde el último intento fallido de dejar un mal hábito: Los buenos propósitos de comienzo de año empiezan a ser arrinconados por muchos: dejar de fumar, ir al gimansio, adelgazar. Sin embargo, las motivaciones cuentan y el profesor Arnalls las incluye en su fórmula con la letra M. Y la NA, al final, es la necesidad de actuar para cambiar la vida.

Arnall participó en 2016 en una campaña para promocionar las islas Canarias como destino turístico y así poner fin al Blue Monday.

La agencia de comunicación concluía que el mejor antídoto para combatir esta tristeza era hacer las maletas comprando un billete de su cliente Sky Travel y a esta recomendación se siguen agarrando cada Blue Monday todos los que pueden rentabilizar la creencia de que, en realidad, es el día más triste del año.

Entonces, ya lo sabes, la tristeza o la felicidad depende de uno mismo… nunca dejes que nadie dicte tus sentimientos.

Sobre El Autor

Apasionado del Marketing Digital, el estilo de vida y los animales. Dedica su tiempo libre para apoyar diferentes causas y divertirse un poco. Tiene una maestría en Marketing y Publicidad, así como una especialidad en Marketing Digital y varios cursos alrededor del mismo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.