Historia del zapato

Para adentrarnos en el tema de la existencia de los zapatos, es necesario conocer su historia y los fines para lo cual fueron creados. Los primeros diseños que se elaboraron no eran complejos, frecuentemente se podía ver una especie de bolsas de cuero para proteger a los pies de las piedras, escombros, y el frío o el calor, sin embargo poco a poco se fueron diseñando diferentes arquetipos para la realización de distintas tareas creándose así zapatos para uso rudo, para descanso o para baile, para galas; zapatos industriales, militares etc. El avance de los zapatos ha sido tal, que hoy en día, algunos son considerados obras de arte y son comercializados a estratosféricos precios, según la marca.

El primer zapato del que se tiene conocimiento es una sandalia que se encontró en EE.UU. y que data desde el 7000 a.C. y que no fue hasta el 3500 a.C. cuando se comenzó a usar el calzado fabricado con cuero. Sin embargo, otras investigaciones nos dicen que existen evidencias que muestran que la historia del zapato comienza a partir del año 10000 a.C., al final del periodo paleolítico (pinturas de esta época en cuevas de España y sur de Francia, hacen referencia al calzado).

Entre los utensilios de piedra de los hombres de las cuevas han sido encontrados diversos objetos que servían para raspar las pieles, lo que indica que el arte de curtir el cuero es muy antiguo. En los hipogeos egipcios (cámaras subterráneas utilizadas para entierros múltiples) que tienen entre 6 y 7 mil años de antigüedad, fueron descubiertas pinturas que representaban la preparación del cuero y del calzado que usaban.

Durante el siglo XVII, en Europa, el zapato se convirtió en una señal de nobleza. Los artistas comenzaron a crear zapatos de nuevos estilos para sus patrones; fue hasta mitad del siglo XX que gracias a los avances tecnológicos se comenzó a fabricar el calzado con otro tipo de materiales, aunque los zapatos de vestir o de calidad se siguen haciendo cosidos a mano y utilizando el cuero como material principal.

Sin lugar a dudas, los zapatos son complementos que no pasan desapercibidos. Muchos de ellos han llegado a pasar a la historia, como las botas de James Dean en Rebelde Sin Causa, Superman y sus famosas botas rojas o la misma Imelda Marcos a quien le encontraron 3,000 pares de zapatos, o incluso, Carrie, personaje de Sex and the City (o Sexo en Nueva York) y sus zapatos Manolos. Otras muchas famosas, son bien conocidas por su fetichismo ante este complemento. Marilyn Monroe, Madonna o Cameron Díaz son algunas de las rubias inmortales que han conseguido dar fama a muchos diseñadores y estilos de zapato

Datos curiosos

  • Las sandalias de los egipcios eran confeccionadas con paja, papiro o de fibra de palmera.
  • Fue a partir de la Edad Media, cuando se comenzaron a utilizar materiales diversos para que se adaptaran mejor al pie dependiendo la tarea a realizar.
  • Era común caminar descalzo y llevar las sandalias colgadas utilizándolas sólo cuando fuera necesario.
  • En los países fríos, el mocasín es el protector de los pies.
  • Se sabe que apenas los nobles de la época poseían las sandalias. Incluso un faraón como Tutankamón, faraón egipcio, usaba calzado como sandalias y zapatos de cuero más sencillo (a pesar de los adornos de oro).
  • En Mesopotamia eran comunes los zapatos de cuero crudo, amarrados a los pies con tiras del mismo material. Los coturnos (antiguo calzado alto de suela de corcho sujetos por cintas de cuero u otro material utilizado en el periodo de la antigua Roma), eran símbolos de alta posición social.
  • Los griegos llegaron a lanzar modas como la de diferente modelo para cada pie.
  • En Roma el calzado indicaba la clase social y, los cónsules por ejemplo, usaban zapatos blancos, los senadores zapatos marrones prendidos por cuatro cintas negras de cuero atadas con dos nudos; el calzado tradicional de las legiones eran los botines que descubrían los dedos.
  • En la edad media, tanto los hombres como las mujeres usaban zapatos de cuero abiertos que tenían una forma semejante a las zapatillas. Los hombres también usaban botas altas y bajas amarradas delante y al lado. El material más corriente era la piel de vaca, pero las botas de calidad superior eran hechas de piel de cabra.
  • La clasificación de la numeración es de origen inglesa. El rey Eduardo (1272 1307) fue quien uniformó las medidas.
  • La primera referencia conocida de la manufactura del calzado en Inglaterra es de 1642, cuando Thomas Penddlton proyectó 4000 pares de zapatos y 600 pares de botas para el ejército.
  • A partir de la cuarta década del siglo XX, grandes cambios comienzan a sucederse en las industrias del calzado; como el cambio de cueros por gomas y también materiales sintéticos.

Sobre El Autor

Escribir es su pasión, dar estilo a textos editoriales su trabajo. Se alimenta de leer para enriquecer sus conocimientos en base a la lectura. Ama la ortografía y la gramática. No hay nada que disfrute más que su trabajo; se nota. El Trabajo Editorial y la Coordinación de Contenidos son más que su trabajo que ha desempeñado por más de 10 años trabajando en diferentes medios tanto tradicionales como digitales.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.