Aproximadamente el 90% de discapacidad visual en el mundo se concentra en países de ingresos bajos, (entre ellos México) 65% de las personas con discapacidad visual es mayor de 50 años, con el aumento de la población de edad avanzada el problema podría potenciarse. En el caso de la población infantil la discapacidad visual generalmente es por errores de refracción, fácilmente diagnosticables y corregibles. Una baja proporción de niños necesitan intervenciones de rehabilitación visual. Sin embargo es necesario realizar el diagnóstico a tiempo para proporcionar el tratamiento de manera oportuna.

En términos generales las tasas mundiales de discapacidad visual han disminuido desde hace 10 años, la disminución se debe principalmente a la reducción en el número de casos de discapacidad visual secundaria a enfermedades infecciosas con el desarrollo de actividades encaminadas al diagnóstico temprano por parte de la Secretaría de Salud Púbica, con aumento de los sistemas de atención primaria y secundaria con énfasis en la prestación de servicios accesibles y de alta calidad, el aumento de los servicios de atención oftalmológica y el aumento en el conocimiento por parte de la población general.

El 80% de las discapacidades visuales se pueden prevenir o curar. La reducción masiva de la ceguera asociada a la oncocercosis y al tracoma es parte de una disminución significativa de la distribución de la enfermedad y ha permitido limitar la carga de morbilidad.

En respuesta a la creciente carga de morbilidad derivada de enfermedades oculares crónicas, la OMS coordina un esfuerzo mundial de investigación orientado a identificar servicios y políticas de lucha contra la retinopatía diabética, el glaucoma, la degeneración macular asociada a la edad y los errores refractivos.

Todavía queda un largo camino por andar, en donde personal de salud visual junto con los órganos de salud, necesitan llegar a la población que aún se encuentra marginada y fuera del alcance de los sistemas de atención primaria, y con apoyo de las Instituciones del gobierno y organismos internacionales difundir métodos preventivos y diagnósticos oportunos para así poder disminuir la necesidad de rehabilitación visual y disminuir el índice de ceguera en nuestro país.

Sobre El Autor

La Doctora Muñoz es cirujana oftalmóloga especialista, egresada de la Universidad Anáhuac con especialidad en el Hospital Central Militar.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.