Por Emmanuel Duvignau Dondé

\r\n\r\n

Siempre que vemos series o películas acerca de piratas nos damos cuenta de los esterotipos que se han formado a través de los siglos sobre estos malvados personajes que se ganaban la vida secuestrando, robando y asesinando a mercaderes y navegantes honestos.

\r\n

Dentro de estos estereotipos podemos encontrar al pirata tuerto que usa un parche, al que no tiene mano y emplea un garfio y, naturalmente, al amputado que en lugar de pierna usa un palo de madera. Si bien esto no fue cierto en la mayoría de los casos, el de la pierna de palo sí existió en realidad y se trataba ni más ni menos que de Cornelius Jol cuyo nombre completo fue Cornelis Corneliszoon Jol, pirata holandés del siglo XVII que nació en 1598 en Scheveningen y que originalmente fue un almirante de la Compañía Holandesa de las indias Occidentales participando en la guera de los 80 años (1568-1648) contra las flotas españolas.

\r\n

Entonces, ¿Era militar o pirata?. Pues fue ambas cosas debido a que fue un gran corsario. Un corsario en ese entonces era aquel marino a quien se le otorgaba permiso legal para saquear, robar y sabotear cualquier embarcación mercante o militar de los países enemigos, a este permiso se le conoció como patente de corso y queda entendido que un corsario, finalmente, es un pirata legal.

\r\n

Bien, ya entrados en tema, Cornelius Jol nació en un poblado cerca de La Haya y fue de familia humilde, ingresó a la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales en 1626 a la edad de 28 años y ascendó como la espuma hasta el grado de Almirante debido a su valentía y sus grandes dotes de navegante. Cruzó el Atlántico en nueve ocasiones y sostuvo sus más importantes batallas en el Caribe y en las inmediaciones de Brasil contra las flotas españolas. También luchó en las costas de Campeche y Yucatán (1633) junto con Diego el Mulato otro personaje famoso del mundo de los piratas; cabe mencionar que antes de abandonar Campeche ordenó incendiar la ciudad.

\r\n

En 1638, Pata de Palo se encargó de saquear a la flota de plata española, que era un sistema de convoyes mercantes que llevaban oro, plata, tabaco y otros productos de América a España y en 1640 fue azotado por un huracán frente a las costas de Cuba. En ese mismo año partió de Brasil a África donde tomó la ciudad portuguesa de Luanda en Angola y posteriormente la isla de São Tomé, también colonia portuguesa en África, lugar donde contrajo malaria lo que provocó su muerte el 31 de octubre de 1641.

\r\n

En la actualidad no se sabe cómo o dónde perdió la pierna Cornelius Jol, sin embargo expertos han supuesto que fue alrededor de 1626 justo a su ingreso a la Compañía Holandesa durante alguna de las batallas de las que fue partícipe en ese entonces ya que registros posteriores a ese año muestran su apodo de “Pata de Palo” o Houtebeen en neerlandés.

Sobre El Autor

Somos el principal blog relacionado con el tema de la discapacidad en México. Nuestro equipo está formado por un grupo de especialistas en temas sociales y médicos; además de periodistas, técnicos especializados en ayudas, terapias, críticos de arte, así como, especialistas en accesibilidad. También, a través de este sitio informamos acerca de notas que incluyen invitaciones a nuestros lectores a participar en cursos, talleres o exposiciones del empleo accesible y otros.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.